Acceso

Vientonegro.com es una Web multitemática que expone y analiza todo lo relacionado con el fenómeno ovni, así como toca temas generales sobre ciencia, y disciplinas humanísticas.

PARTE I
El primer Papa Católico

      León I el Grande, Obispo de Roma. hacia el 452 d. C. rogó a Atila no meter mano en la capital romana, con un éxito solo circunstancial (Atila tenía ya un ejército diezmado). Después de ello, y ante el saqueo de Gensérico, rey de los bárbaros, León aseguró al pueblo que gracias a sus oraciones, y la intersección de Dios, las calamidades de los vándalos, cesaron.
Ello llevó a León a asumir el viejo título pagano de “Pontifex Maximius”, ya que se erigió como el velador de "La ciudad eterna"; y responsable de mantener a salvo la ciudad, dejando de lado al emperador, que vivía en Grecia.

Pensando León en las palabras de Jesús que escribiera Mateo en su Evangelio; Y yo también te digo, que tu eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia..." (ver Mateo 16:18-19), pensó que Pedro mismo en su representación (de Jesús), había sido asignado a ser la cabeza y fundamento de la Iglesia (trono de San Pedro), y también pensó en la conveniencia de hablar de sucesores de Pedro como cabezas de la Iglesia de Cristo; para de esa manera, captializar la autoridad de la iglesia cristiana en Roma, sobre todos los demás cristianos.
Así pues, León I en el Concilio de Calcedonia (451 d. C.), contribuyó en mucho en afirmar la autoridad doctrinal del obispo de Roma, siendo hasta la gestiónde Gregorio I (590-604), en que se estableció firmemente el papado de los obispos de Roma.

Si existían otras congregaciones importantes; como Antioquia de Siria o Efeso, importaba poco, León se sintió con estatura y autoridad para “gobernar” ya que si Pedro y Pablo apóstol, eran considerados como fundadores de la Iglesia de Roma, él era un sucesor directo.
De esta suerte “La Santa Iglesia de Roma, tiene precedencia sobre las demás”, no con base a decisiones de sínodos, “Sino por que le ha sido concedida la primacía absoluta, por la misma palabra de nuestro señor Jesucristo”.


Después de ello, los Papas-emperadores tendrían un poder increíble; ejemplos de ello hay muchos como Gregorio el Grande, quien hubo de formar un ejército militar para defender a Roma de los Lombardos. Gregorio VII (1073), es otro Papa que estableció que el poder espiritual, era supremo ante el poder político, y utilizó la excomunión contra algunos reyes.
Recordemos a Urbano II (1095), proclamando la primera cruzada para libertar a “Tierra Santa”, de los turcos. Para ello se utilizó nuevamente, la amenaza de excomunión a los príncipes, para mantenerlos en las filas militares. Tenemos a Inocencio III (1198), quien dijo; que "El Papa como vicario de Cristo, era inferior a Dios, pero superior al ser humano (¡!).

Hay mucha historia que contar, pero lo más importante es señalar que aunque Pedro sea la roca para edificar la iglesia de Cristo, esto no quiere decir que la Iglesia Católica Romana sea la misma iglesia que fundara Pedro, ni que haya un trono que suceder.
De esta suerte, podemos llegar a saber, que en realidad la cabeza de la Iglesia de Cristo, es Jesús, y la unidad debiera estar basada únicamente en la doctrina de las escrituras.

 

Lecturas recomendadas de este tema, en esta misma web:

______________________________________

 

Comentarios

Nombre*
Por favor, escribe tu nombre completo. Gracias!

Correo electrónico*
Por favor, escribe una dirección de correo válida. Gracias!

Comentario*
Por favor, escribe tu comentario. Gracias!

*
Por favor intenta nuevamente. Gracias!