Acceso

Vientonegro.com es una Web multitemática que expone y analiza todo lo relacionado con el fenómeno ovni, así como toca temas generales sobre ciencia, y disciplinas humanísticas.

En construcción...

Casos particulares de avistamiento:

 

  • Tnte. Donald Meiers -  Alemania  - 1944.

  • Knneth Arnold - Estados Unidos - 1944.

  • Mac Brazel - Estados Unidos - 1947.

  • Arthur Stansel - Estados Unidos - 1953.

  • Tnte. Robert Jacobs - Estados Unidos - 1964.

  • William Hermann - Estados Unidos - 1977.

  • Caso Manises - España - 1979.

  • Paul Bennewitz  - Estados Unidos - 1980.

  • Gil- Munguía   - México - 1981.

  • Bob Lazar - Estados Unidos - 1989.

  • Ovnis triangulares - Bélgica - 1990.

  • Luces de Phoenix - Estados Unidos - 1997.

 

 

Donald J. Meiers - 1944 - Alemania.
         Esferas luminosas volantes.

El piloto norteamericano Teniente del 415 escuadrón de caza nocturna de los Estados Unidos Donald J. Meiers oriundo de Chicago, en Diciembre de 1944 volaba en un avión Beaufighter en una misión de penetración durante La Segunda Guerra Mundial en Alemania acompañado del Tnte. Ed Schlueter (piloto), y Fred Ringwald (Inteligencia); cuando de pronto observó dos "bolas de fuego" volando a la par y muy cerca las alas de su avión a una velocidad superior a 480 Km. por hora. Las "bolas" desaparecieron minutos después.
El avistamiento fue publicado el 2 de Enero de 1945 en "The New York Times", donde textualmente Meiers describe el incidente:

"Bolas de fuego rojo aparecieron y flanquearon nuestras alas mientras volaban a la par nuestra. Un segundo tipo de bola se desplazaba, en línea vertical de a tres, delante de nosotros, y un tercer grupo de cerca de quince luces iba a distancia, con señales que se encendían y apagaban".

Meiers y sus colegas apodaron a estos objetos "Foo-fighters".

Este tipo de objetos fueron vistos también por los pilotos aliados en los países escandinavos y Japón, durante La Segunda Guerra Mundial, cuyos testimonios fueron publicados a principios de 1945, en la revista "Time".
En su momento, las bolas de fuego no presentaron signos de amenaza (según informes oficiales de la "milicia aliada"), y Estados Unidos públicamente supuso se trataban de armas psicológicas de los alemanes.

Hay investigadores que piensan que en realidad los Aliados durante la guerra, no quisieron reconocer estar ante armas desconocidas para ellos, por cuestiones de estrategia que tiene que ver con cuestiones anímicas de los combatientes. Después de la guerra y habiendo capturado tecnología avanzada alemana, la resguardaron como secreto; por cuestiones de seguridad  ante el empuje militar de La Unión Soviética (Informe de Jo Chamberlain "El misterio de los Foo-fighters).
Estas armas consisten en cañones magnéticos que lanzaban bolas de fuego, o el misil antiaéreo "Wasserfall", o los sistemas infrarrojos  de visión nocturna, según varios reportes como "Armas Secretas Alemanas" de Albert Ducrocq.

 Los Foo-fighters al menos los reportados por pilotos, hacían vuelos de seguimiento  de los aviones, siguiendo direcciones de vuelo "inteligentes", lo que viene a complicar una respuesta al fenómeno observado; ya que en estos casos hay que descartar un origen natural, así como según reportan los vencedores (los Aliados), no ocasionaban daños a sus aparatos. Esto último es muy posible que tenga que ver con una actitud de desinformación para que los medios asignaran a los Foo-fighters origen desconocido y extraterrestre, y no propiciar curiosidad sobre las nuevas armas obtenidas.

Comentario: 

El caso de Donald Meiers es interesante, porque incluye en las esferas volantes luces artificiales (se apagan y encienden), lo que nos da una idea de un objeto mecánico, y no un fenómeno natural, como lo serian las centellas, por ejemplo.

Aunque existe una gran posibilidad de que los Foo-fighters vistos por los combatientes de la Segunda Guerra Mundial, fueran armas alemanas, el fenómeno se sigue presentando incluso de día y de ello existe evidencia filmada.


Kenneth Arnold - 1947 - Estados Unidos.
                       Platillos volantes.

Kenneth Arnold, fue un comerciante de Idaho (venta de equipo contra incendio), en Estados Unidos, y también piloto de aviones civiles.
El 24 de Junio de 1947 volaba sobre la Cadena Cascade e inmediaciones del Monte Rainier en el estado de Washington, buscando un avión C46 perdido; cuando al mirar hacia el norte vio nueve objetos volando en forma de "collar" a una velocidad estimada no menor de 2,570 Km/h. Algunos tenían forma de cúpula inflada, y otros con brillo metálico y forma de cacerola, pudiéndose observar estos por espacio de 3 minutos serpenteando entre las cumbres.

Dice Kenneth en un informe enviado al Comandante en Jefe de Wright Field.

 

"Me resultó extraño no verles las colas, pero supuse que se trataba de algún tipo de aviones de propulsión a chorro. Decidí medir su velocidad, pues tenía dos puntos definidos que me permitían hacerlo; el aire estaba tan claro que era fácil ver los objetos y determinar su forma y tamaño a casi 50 millas de distancia.

Volaban de la misma forma que he visto hacerlo a los gansos, como si estuvieran unidos en una formación diagonal...se desplazaban como platillos volantes.... Parecían mantener una dirección definida, pero aparecían y desaparecían tras las cimas de las más altas montañas. En aquel momento su velocidad no me impresionó, pues sabía que nuestro ejército y fuerza aéreas tenían aviones muy rápidos. Mantenían una altitud casi constante; no parecían subir o bajar, como hubiera ocurrido de haber sido cohetes o preyectiles de artillería. Estoy convencido de que se trataba de algún tipo de avión, aunque en muchos aspectos no se ajustaban a los tipos convencionales que conocía.

Aunque son muchos los observadores que han informado sobre estos objetos en Estados Unidos, son seis o siete los casos en que pude decir con pleno convencimiento que observaron lo mismo que yo; particularmente los empleados de las tres Western Air Lines (Cedar, City, Utah), el caballero (piloto) en Oklahoma City ".

Kenneth Arnold, era una persona respetada en su comunidad, y su avistamiento y detalles los confió a un periodista en el Aeropuerto de Pendleton, en Oregon, USA difundiéndose rápidamente en todo el mundo y obligando al Gobierno de Estados Unidos, involucrarse activamente en la investigación de este tipo de eventos. El  avistamiento de Kennet Arnold, constituye uno de los más famosos casos de avistamiento OVNI hasta hoy día, y marca el inicio de la era moderna de los "platillos volantes".

Por su parte la Fuerza Aérea de Estados Unidos, opinó en su momento; que lo observado por Arnold, fue un espejismo.

Comentario:  

El caso es bastante serio, y es posible pensar en que lo que vio Kenneth Arnold, pudiera corresponder a modelos secretos parecidos al avión "Parábola" alemán, o al "Ala voladora" norteamericano.

La falta de información de los militares de Estados Unidos quizá tratando de encubrir las armas secretas en prueba, pudo haber sido un factor importante para que en la población haya  crecido las "certezas" de que somos visitados por extraterrestres.

Con todo el avistamiento de Kenneth Arnold es un caso limpio, e interesante.


 

Mac Brazel 1947 - Roswell, Estados Unidos.
              Estrellamiento OVNI (Caso Roswell).

Mac Brazel, un ranchero propietario de una hacienda ubicada a 120 Km. al noroeste de Roswell, Nuevo México, en Estados Unidos de América; el 2 de Julio de 1947 escuchó un estruendo en medio de los ruidos propios de una tormenta (descargas eléctricas, y lluvia), que azotaba el lugar.
Al día siguiente en compañía de un vecino, recorrieron a caballo el predio, encontrando una área llena de escombros consistentes en trozos de metal con características inusuales; como delgadez como el papel, y resistente al doblarse, o a romperse. Mac Brazel tomó algunas muestras de metal, y el 6 de Julio las entregó al Alguacil de Roswell; Sr. George A. Wilcox, quien dio parte del hallazgo al Aeropuerto Militar de Roswell.

El personal militar que se presentó a recoger y enterarse sobre el incidente, estaba encabezado principalmente por el Coronel William Blanchard, comandante del 509 Grupo de Bombarderos, y el Mayor Jesse Marcel, oficial de Inteligencia aérea de la base. El 7 de Julio (un día después), Blanchard, Marcel y Brazel, fueron al lugar de los hechos, y recogieron todo el día los escombros que pudieron; para enviarlos al campo aéreo Fort Worth a efecto el Brigadier General Roger Ramey, comandante de la Octava Fuerza Aérea, los pudiera estudiar.

El día 8 de Julio, el oficial de relaciones públicas para la base del 509 Grupo de Bombarderos, Walter Haut, recibió ordenes específicas por vía telefónica provenientes del Coronel William Blanchard, para sacar a luz un comunicado de prensa que sería entregado a todos los medios de comunicación. El comunicado diría que se tenía los restos de un platillo volador estrellado a 120 km. al noroeste de Roswell, y que las partes habían sido traídas a la oficina del alguacil por un hacendado de la región.

Walter Haut reporta que momentos después de hacer público el comunicado, se presentó una reacción muy grande de parte de todos los sectores de la población, así como de países lejanos; ocurriendo que al día siguiente pudo enterarse por medio del periódico sobre una declaración hecha por el general Roger Ramey, en la que explicaba que en realidad los escombros recogidos y estudiados, pertenecían a los restos de un globo metereológico.

Declaración De Walter Haut.:
"
Fui informado por el Mayor Marcel, que los restos originales enviados a Fort Worth, fueron cambiados por los del globo metereológico, y el Coronel Blanchard o el General Ramey, jamás me ofrecieron una explicación."

Declaración de Jesse Marcel:
"
Estoy familiarizado con todas las actividades aéreas, y lo que ví no era un globo metereológico, ni un misil, o una nave aérea, no sé que era. Lo que vi fueron fragmentos esparcidos en una área de 1.5 Km. de largo por varios cientos de ancho. Los fragmentos no estaban quemados, y eran delgados como el papel de estaño, no se podían doblar o quebrar, observándose que varias piezas tenían numeritos o símbolos que pudieron haber sido jeroglíficos. Así mismo el general Ramey, me ordenó guardar silencio respecto al asunto del accidente."

La historia crece y se enrarece:

Vern Maltais un amigo familiar de un ingeniero civil que trabajaba para el gobierno federal llamado Barney Barnett, refiere que le fue contada discretamente una vivencia que tiene amplia relación con el caso Roswell.
Cuenta Maltais que Barnett junto con un grupo de estudiantes y arqueólogos, llegaron antes que los militares al lugar del incidente, y encontraron un objeto metálico en forma de disco de aproximadamente 8 metros de diámetro, y cerca de la nave; cadáveres con forma de humanoide de aproximadamente 1.2 metros de altura, de cuerpo delgado, y cabezas grandes. Al llegar los militares al lugar, les informaron que el caso tenía que ver con la seguridad nacional, y les obligaron a jurar guardar el secreto como un deber patriótico.

El coronel Blanchard hizo cargar los cuerpos inertes en la parte trasera de un camión, trasladándolos al hospital de la base de Roswell.
Glenn Dennis propietario de una casa funeraria en Roswell en aquellos años, en 1991 concede una entrevista en la que detalla una historia que complementa, y redondea lo dicho por Maltais/Barnett:
Refiere Dennis; que su empresa tenía contrato para servicios funerarios de la base militar, y recibió llamada telefónica del oficial de la morgue en la que le solicitaba ataúdes herméticos y pequeños, así mismo le pidió información acerca de como preservar los restos que hubieran estado expuestos a los elementos durante un lapso de tiempo de una semana aproximadamente.

Glenn Dennis dice haber hecho un servicio de levantamiento de un herido en ambulancia después de la llamada, y haberlo trasladado al hospital de la base en el Aeropuerto Militar de Roswell, lugar donde vio tres ambulancias del campo militar custodiadas por policías.
Dennis se internó en las instalaciones para registrarse, e ingresar al herido pasando de lado de las ambulancias militares, las cuales tenían las puertas abiertas, estando a la vista restos metálicos de todos tamaños entre los que destacaba; una de mayor tamaño que semejaba la punta trasera de una canoa.

Glenn Dennis después de registrarse, se dirigió a la zona de médicos y enfermeras para tomar un refresco y enterarse de lo ocurrido, saliéndole al paso un militar desconocido y dos policías militares que maltrataron a Glenn, y le ordenaron salir del lugar.
Inmediatamente y en ese instante, pudo ver a una enfermera conocida que corría por el pasillo con una toalla tapándose la boca, quién le dijo a su paso que se fuera de ahí rápidamente, si no quería dificultades.

Dennis informa que pasaron dos días sin poder establecer contacto con la enfermera, hasta que ella le llamó por teléfono y acordaron verse en el almuerzo en el club de los oficiales; con el objeto de informarle lo que había ocurrido.
La enfermera contó haber entrado a una sala en el hospital para recoger materiales, cuando “tuvo la experiencia más horrible y asquerosa que hubiera tenido jamás”, según sus propias palabras. Cuenta Dennis, que lo que la enfermera vio en el lugar; fueron tres diminutos cuerpos acostados sobre una almohadilla de caucho. Los cuerpos en mención, estaban mutilados y destruidos y despedían un olor "horrible". Ella quiso abandonar la sala, pero dos hombres le exigieron su ayuda, solicitándole anotar las observaciones que le dictarían.

Refiere la enfermera según la historia de Glenn Dennis, que las manos de estos cuerpecillos solo tenían cuatro dedos, equipados con ventosas en las yemas de estos. Las cabezas eran muy grandes, ojos grandes e hundidos , y la boca una simple abertura. La nariz era cóncava, los oídos presentaban dos orificios y sin lóbulos. Los militares concluyeron la inspección apuradamente por el fuerte hedor, y la despacharon después de que los cuerpos fueron sacados de la sala, con rumbo al hangar de la base.

Refiere Glenn Dennis que días después preguntó en la base por la enfermera, informándole que había sido transferida, recibiendo por correo posteriormente, una nota de ella en la que le decía que estaba en Londres. Glenn cuenta que respondió al mensaje, devolviéndose la carta un mes después, con un sello rojo en el reverso que decía; "Fallecida".
Dennis piensa que los cuerpos de los humanoides fueron trasladados a Fort Worth, y luego a Wright Field en Dayton, Ohío para ser analizados.

Interesantes declaraciones efectuadas en  la década de los 90´s y contenidas en el libro "Los Eventos de Roswell" de Fred Whiting.

Jesse A. Marcel (hijo del Mayor Jesse Marcel).
11 años de edad en el momento del incidente en Roswell.

 

"Había tres tipos de desechos; una sustancia como hule color gris metálico, un material plástico color café, algo de bakelita y fragmentos de lo que parecía ser vigas. En estas vigas había cierto tipo de escritura color púrpura. Las figuras se componían de formas geométricas y curvas."

 Bessie Brazel Screiber (Hija de Mack Brazel).
14 años de edad en el momento del incidente en Roswell.

 

"Los restos parecían  como pedazos de una gran globo que hubiera explotado y los fragmentos tenían dos caras: hule de un lado y aluminio del otro siendo ambos lados de color gris plateado. También había varillas similares a las de los utilizados para las cometas, unidas al plástico con cinta scoth."

 Robert R. Porter (Ingeniero de vuelo en Roswell en 1947).

 

"En ese entonces era miembro de la tripulación que llevó las partes de lo que decíamos era un platillo volador a Frot Worth. La gente a bordo, incluyendo al Mayor Jesse Marcel y el Capitan William E. Anderson, dijeron que era un platillo volador.
Cuando llegamos el material fue transferido a un B-25 y me dijeron iba a Wrightfield en Dayto, Ohío.
El material que cargué estaba en paquetes del tamaño de una caja de zapatos siendo muy ligero, parecía que al levantar las cajas estaban vacías."

 Teniente Coronel Sheridan Cavitt (Acompañante del Mayor Jesse Marcel al Rancho de Mack Brazel).

"El material recolectado era como el papel reflejante parecido a las hojas de papel aluminio, y algunas varillas como de bambú delgado. También se recolectó una caja negra de tipo instrumental que pensó era una radiosonda. Mientras examinaba los restos el Mayor Marcel tomó algunos de los palos y trató de convencerme de que las anotaciones en ellos (figuras color rosa y lavanda), eran escritura alienígena.

El material que después vi en las fotografías tomadas en la oficina del coronel  Ramey, es el mismo que se recogió en la hacienda de Roswell es decir los restos de un globo no común, y un "Blanco Rawin".Comentario: En 1947 se manejaba popularmente una gran inquietud por los ovnis dado que se había publicado muchos casos de avistamientos durante la Segunda Guerra Mundial, y otras observaciones de civiles como la de Kenneth Arnold que dio la vuelta al mundo.
Es posible que todo ello haya influido sobre todo en el coronel  William Blanchard para dar la orden a Walter Haut de publicar el comunicado en el sentido de tener los restos de un platillo volador estrellado.

Comentario:

Walter Haut poco después, se quejaría de que el solamente recibió órdenes del Coronel Banchard de enviar el comunicado, y hasta declararía apoyado en informaciones del Mayor Jesse Marcel, la posibilidad de que el General Ramey haya mandado cambiar los restos del supuesto ovni, por los restos de un globo metereológico. 

Por su parte el Mayor Jesse Marcel sostendría de por vida que lo visto por el, en realidad no eran los restos de un globo metereológico, quizá tratando de salvar su reputación como conocedor de objetos volantes terrestres.

La historia de Glenn Dennis además de trepidante, tiene un problema principal; la falta de datos para establecer la  identidad de la enfermera, y la falta de otros testigos que avalen lo que relata.

Hacia el año de 1986 aparecerían a la luz pública documentos presuntamente oficiales del gobierno de Estados Unidos, en que se "probaba" que el gobierno americano encubría el estudio  de un OVNI  estrellado en Roswell y la conformación de un comité de doce personas para estudiarlo denominado "Majestic 12".

Poco después los investigadores Philip Klass /David Crown prácticamente probarían que estos documentos eran falsos quedando en la evidencia como autores de del fraude los ufólogos William Moore, y Stanton Friedman.

En Enero de 1994 le es pedido a la "General Accounting Office" (GAO), una investigación sobre el caso Roswell por el senador por el estado de Nuevo México Steven Schiff.

El 11 de Septiembre de 1994 se publica el reporte de investigación de La Fuerza Aérea realizado por el Coronel Richard Weaber, en el que se ofrecen declaraciones de personas relacionadas con el incidente en Roswell como la del Coronel Sheridan Cavitt (persona cercana a  Jesse Marcel en Roswell), entre otros, que ilustran un poco más sobre el incidente que nos ocupa.

También se informa que en Junio y Julio de 1947 se llevaron a cabo pruebas con "Globos de nivel constante" en la Base de la AAF de Álamo Gordo y en "White Sands", así como experimentos de los laboratorios "Watson" de la New York University donde utilizaron aparatos metereológicos diseñados para detectar y medir las ondas de choque generadas por explosiones nucleares soviéticas.

Estas actividades estuvieron clasificadas como "Top Secret" prioridad 1A, y fueron bautizadas globalmente como "Proyecto Mogul".Se concluye en el citado informe, que lo que cayó en Roswell, fue precisamente un globo de neopreno con reflectores de radar múltiple y particularmente el vuelo no. 4 perdido.


Arthur G. Stansel - 1953 - Estados Unidos.
Estudio científico de naves extraterrestres accidentadas.

En Mayo de 1953 se efectuaron varias pruebas atmosféricas de armas nucleares en el campo de pruebas atómicas de Nevada, en Yucca Flat, y en Frenchman Flat.
Arthur Stansel, Ingeniero mecánico adscrito para la Operación Upshot-Knothole por la base de la fuerza Aérea de Wright Patterson en Dayton Ohio, USA; estaba encargado de inspeccionar los efectos de la explosión de una bomba disparada desde un cañón atómico, y detonada sobre estructuras construidas en una zona establecida como zona de explosión. Stansel afirma que encontrándose descansando el 20 de Mayo en Frenchman, recibió una llamada telefónica del director de pruebas, Dr. Doll; para invitarlo a realizar un trabajo especial al día siguiente, cosa que Arthur aceptó.

Stansel afirma que junto con otras quince personas, subieron a bordo de un avión militar volando con rumbo a Phoenix, Az. y después abordaron un camión con las ventanas "ennegrecidas" de tal suerte; que no era posible observar hacia afuera, realizando un trayecto de cuatro horas suponiéndose Stansel que el destino era la zona de Kingman, Arizona. Durante el trayecto les fue informado por boca de un coronel de la fuerza aérea, que un vehículo secreto se había estrellado, y era menester realizar estudios de acuerdo a la especialidad de cada uno. Una vez que se detuvieron Arthur Stansel narra lo siguiente:

"Desembarcamos del autobús uno por uno, mientras nos llamaban por el nombre y seguidamente nos escoltaban a la zona de choque. Me di cuenta que íbamos caminando hacia un vehículo en forma de platillo. Tenía 10 metros de diámetro y dos superficies convexas, arriba y abajo, que tenían unos 6 mts. de diámetro. El material parecía aluminio abrillantado.

La entrada de la nave estaba abierta, aparentemente por efecto del choque. Una luz venía de adentro, pero pudo haber sido instalada por la Fuerza Aérea. Mi trabajo era el de determinar a partir del ángulo y la profundidad del impacto en la arena, las velocidades horizontal y vertical en el momento del impacto. Este impacto hundió el vehículo aproximadamente unos 50 centímetros en la arena, lo que indicaba una velocidad de descenso de 6 metros por segundo, y una velocidad de avance de unos 100 nudos. Esto normalmente destruiría bastante un avión ordinario. En mi inspección no encontré huellas de aterrizaje, no había marcas de abolladuras en la superficie de la nave.

Concluido el trabajo, se realizó una entrevista por parte de los militares utilizando grabadoras, e informándoles que visitarían las respectivas bases para verificar el reporte final”.


Comenta Stansel que tres semanas después, se encontraba en un autocinema en Dayton, donde vio un reportaje relacionado con los ovnis; donde volvió a ver al coronel que les habló en el autobús, informándole un pariente político, que este militar era jefe de protocolo del comando de equipo aéreo que también participaba en el documental, que esos trabajos formaban parte de la zona "Libro azul" de Wright Patterson.
Por otro lado, el titular de primera página del Prescott Arizona Evening Courier del 22 de Mayo de 1953, publicó que platillos voladores habían sido vistos sobe una zona cerca de Kingman.

Este incidente es respaldado por tres declaraciones:

Bill Beers: A las 11 de la mañana del 21 de Mayo de 1953 vio platillos voladores en un campo de pesca en compañía del Sr. Temple, por espacio de 5 minutos. Los platillos eran discos blancos que saltaban como si alguien los manipulara, y se perdieron en dirección a Kingman. Cuando Beers regresó reportó el suceso a las autoridades lo ocurrido.

Frank Herrman: Declara Herrman que un señor de nombre Lloyd Hoffman, le contó que había visto un objeto grande de forma redonda como un platillo, chocar en el desierto, cerca de Kingman, Arizona. Según Hoffman poco después personal militar cerró la zona bloqueando los accesos.

Bob Agee: Informa haber recibido de boca de Lloyd Hoffman, la historia completa del incidente.

El 7 de Junio de 1973 Arthur G. Stansel, firma una declaración jurada que dice:

“Yo Arthur Stansel juro solemnemente que durante un trabajo especial que me fue asignado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos el 21 de Mayo de 1953, asistí a la investigación de un choque de un objeto desconocido en la vecindad de kingman, Arizona.
Alguien del equipo de especialistas, que alcanzó a ver el interior del objeto, vio dos sillas giratorias en una cabina ovalada, y una gran cantidad de instrumentos y pantallas.

Una tienda de campaña instalada cerca del objeto, albergaba los restos de único ocupante de la nave. Tenía 1.20 metros de altura, y una complexión café oscura; dos ojos, dos fosas nasales, dos oídos, y una boca redonda y pequeña . Estaba vestido con un traje metálico plateado, y en su cráneo llevaba una gorra del mismo material.

Certifico que la declaración arriba hecha es verdadera, por lo que agrego mi firma a este documento, este día 7 de Junio de 1973".


El documento fue firmado por Raymond Fowler como atestiguante, y entregado al Comité Nacional de Investigación de Fenómenos Aéreos (NICAP).

Arthur Stansel guardó el anonimato a toda consta, utilizando el nombre de Fritz Werner para hacer públicos los hechos, hasta que el investigador privado Harry Lebelson dio con el documento jurado, siendo presentado a Raymond Fowler quien lo confirmó como legítimo. Esto dio con la identidad verdadera de Fritz Werner: Arthur G. Stansel.

Stansel hacia el año de 1990, en una entrevista, vuelve a recordar los hechos:

“No observé daño estructural en la nave, esta era metálica u apariencia metálica. Parecía como dos platillos volteados y superpuestos.
Tenía ventanas redondas a lo largo de su periferia, con una puerta abierta demasiada pequeña, para los estándares humanos.


Pude ver también un cuerpo que yacía sobre una mesa, bajo una tienda de campaña. No pude acercarme; porque no me lo permitían más allá de 8 metros.
Uno de los compañeros logró acercarse y describió lo que vio: Era un humanoide pequeño, color café; con características similares al cuero. Tenía dos ojos, dos fosas nasales, dos orejas, y era bípedo. Vestía ropa color metálico, y un casquete metálico.

Después de estar aproximadamente dos horas en el lugar, nos llevaron en autobús y nos regresaron a Phoenix, Az. Durante el trayecto nos hicieron jurar que no relataríamos a nadie este asunto; porque era altamente secreto".

 

Comentario:  

Arthur G. Stansel utilizó el nombre de Fritz Werner para hacer públicos los hechos en que participó; y este anonimato, tiene que ver con salvaguardar los intereses en su carrera profesional, que la vino a culminar como Gerente de Programas Aeroespaciales, y como hombre de negocios.

El caso reportado por Stansel viene a robustecer el "mito" de aeronaves estrelladas, presuntamente de origen extraterrestre.


 

Robert Jacobs - 1964 - Estados Unidos.
     Los ovnis interesados en los armamentos.

El Tnte. Robert Jacobs inició en la armada con entrenamiento de oficial de artillería, promoviéndose en poco tiempo como instructor, y obteniendo clasificación de seguridad cinco A.
Una noche como oficial de guardia, recibió una carta de manos de un mensajero, que debía ser entregada al oficial de servicio en la barraca. La carta era para "Ojos solamente", y debía entregarla y recoger recibo. El destinatario estaba ocupado y ordenó que Jacobs entrara a las instalaciones con dos guardias de la patrulla naval. Fue entonces cuando Robert Jacobs pudo observar en el área de almacenamiento, una nave que segun describe tendría unos 10 o 12 metros de largo, y 4 o 5 metros de su parte delantera se estrechaba hacia atrás en forma de lágrima. Tenía un tinte azulado, y no se observaban junturas. Al entregar la carta y recoger el recibo, le ordenaron no comentar lo que había visto.

De 1963 a 1966 Robert Jacobs se convirtió en oficial a cargo de la sección de instrumentación de Foto-Óptica en El 1369avo Escuadrón de Fotografía de la Base Vandenberg de la fuerza Aérea, en California, consistiendo su trabajo en suministrar la fotografía por instrumento, para cada lanzamiento de misil en el Campo de Pruebas Occidental. Robert Jacobs fue llamado a participar en la instalación de equipo fílmico para obtener datos, y una vista lateral de todas las etapas del vuelo propulsado, cubriendo el programa establecido; fotografiaron un total de once lanzamientos del misil Atlas, en un período de tiempo de treinta días.

Robert Jacobs asegura que días después de haber terminado el trabajo, recibió llamada del Mayor F. J. Mansmann con el ordenamiento de presentarse en sus oficinas inmediatamente. Informa Jacobs que al presentarse, observó que habían dispuesto un proyector de películas en el recinto, el cual lo utilizaron para rodar la filmación de uno de los misiles Atlas; que se observaba con su cono explosivo de fogueo.

El Mayor Masmann le solicitó poner atención a lo que seguía: observándose en la película, como otro objeto entró en la toma, volando de izquierda a derecha acercándose a la cabeza del misil, maniobrando a su alrededor. El objeto en cuestión, describió una órbita alrededor de la ojiva explosiva que se dirigía hacia el Pacifico Sur, emitiendo cuatro destellos de luz dirigidos al proyectil, y saliendo de la toma. En ese instante la cabeza del misil funcionó mal, y descendió de su órbita en tumbos errando por centenares de kilómetros de su objetivo.
Según el testimonio de Jacobs; “la forma del objeto que había destruido el cono atómico de fogueo del misil, era la de un clásico platillo volador de cuyo lugar muy cercano a la cúpula, había brotado los rayos de luz.

El Mayor Masmann concluida la exposición fílmica pregunto:

"Teniente Jacobs, dígame “¿que diablos fue eso?, a lo que Jacobs respondió "parece que tenemos un OVNI". Masmann recomendó "Digamos que esto nunca ocurrió. Usted no debe mencionar nada acerca de esta secuencia a nadie. No necesito recordarle la seriedad de una infracción de seguridad, ¿no es cierto, Teniente?”.


Robert Jacobs decidió informar sobre el evento, posteriormente; porque jamás se le dijo que fuera clasificado como "secreto"; solamente se le dijo que era algo “inexistente”. Jacobs espera que la secuencia filmada sea dada a conocer ya que es parte importante del documento que con fecha 13 de Octubre de 1964 fuera redactado bajo el título de "Operations Analysis Staff Study - Preliminary Report On Image Orthicon Photography From Big Sur", ya abierto mediante el acta de libertad de información preparada por Kingston A. George, donde habla sobre una anomalía de vuelo propulsor.

 

Comentario: 

Robert Jacobs nos dice:

 “Yo filmé un OVNI que destruía el cono atómico de fogueo de un misil estadounidense”.

Jacobs se refiere a una “anomalía” ocurrida y filmada por el durante el programa  de lanzamiento de prueba de misiles Atlas en 1964.

Aunque la "anomalía" fue documentada bajo el nombre de "Operations Analysis Staff Study - Preliminary Report On Image Orthicon Photography From Big Sur", y después liberada no se ha obtenido la secuencia fotográfica que sería interesantísimo poderla estudiar.

 

 


William Hermann - 1977 - Estados Unidos.
     Negación y encubrimiento militar de los ovnis.

El 2 de Diciembre de 1977 a las 8:00 hrs. aproximadamente, William Herman fue despertado por un intenso ruido y retumbar que hizo vibrar el trailer donde vivía. Alarmado se asomó por la puerta observando un platillo de color plateado que sobrevolaba las torres de energía eléctrica, esto cerca del Río Ashley, Charleston, Carolina del Sur, en Estados Unidos.
El estruendo escuchado fue equiparable al que produciría una descarrilamiento de trenes.

Herman un mes antes había tomado varias fotografías instantáneas de un ovni con su cámara instamatic 126, y estas las había llevado a la base de la Fuerza Aérea de Charleston; concretamente al Capitán King, el cual alegó que lo que había fotografiado Hermann, era un Jet Phanton F4 de la Fuerza Aérea en el que se apreciaba las alas y el estabilizador del avión.
Herman sacó una ampliación donde aparecía el objeto ampliado con forma de disco, a lo que el Capitán King le recomendó solamente, olvidarse del incidente.
Más tarde el Departamento de Defensa de Estados Unidos informaría que los “Sky quakes” o retumbos (ondas de choque), escuchados por mucha gente en Charleston, eran debidos a los estampidos sónicos causados por aviones militares a propulsión.

El 22 de Enero de 1978 William Hermann logra una nueva fotografía en la que quedó capturada la imagen de un avión C-141 Starlifter con un OVNI muy cerca de la cola del avión. Mas tarde el piloto Sam Eskew informaría a Hermann que toda la tripulación del avión había visto al OVNI.

William Hermann habría de contar y documentar poco después, mediante los resultados de hipnosis regresiva, una experiencia del orden de abducción (ver información en casos de abducción), que lo haría perder credibilidad.

Comentario:

El caso OVNI detectado por William Hermann, está ligado a la presentación de un  estruendo, que los militares explicaron como un raro fenómeno llamado “Ondas de choque atmosférico” (Sky Quake),  producido por los aviones en "condiciones atmosféricas especiales".

  


 

Caso Manises - 1979 - España.
  Acoso OVNI, a aeronaves civiles.

El 11 de Noviembre de 1979 despegó del Aeropuerto de Son Sant Joan en Mallorca, el avión tipo Supercaravelle de la compañía aérea comercial TAE, vuelo JK-297, con destino a Tenerife de las Islas Canarias, con pasaje procedente de Salzburgo, Austria con 109 pasajeros. El piloto del avión fue el Comandante Francisco Javier Lerdo de Tejada, copiloto Ramón Zuazu, y mecánico, Francisco Javier Rodríguez.

Las condiciones atmosféricas eran en lo general buenas, con cielo despejado, y buena visibilidad. El avión remontó el vuelo a una altitud de 23,000 pies y hacia las 23:10 horas el piloto recibió una comunicación de radio con una confusa información que algunos la equiparan como código Morse. El personal de cabina del supercaravelle observó hacia la izquierda del avión, dos luces color rojo casi frente al avión, con alta velocidad y con rumbo de colisión.
El piloto solicitó insistentemente información a la torre de control, la cual no aportó respuestas satisfactorias; solamente informó que no se detectaba tráfico en el área, por lo que el piloto Lerdo de Tejada subió el aparato a 28,000 pies; para evitar el choque. Las luces rojas también remontaron la altitud, colocándose a aproximadamente 500 metros del avión y acercándose peligrosamente. El piloto cambió el rumbo o dirección de vuelo en un orden de los 90 grados (horizontales), y con dirección hacia Valencia.

El comandante de la nave dio alerta a la torre de control de Barcelona, sintiéndose acosado; y como el radar militar "Pagaso" de Torrejón de Ardóz no detectó ningún vuelo no autorizado, decidieron avisar al Escuadrón de Vigilancia Aérea de Benidorm (EVA 5). El supercaravelle al continuar siendo acosado muy de cerca por las luces, aterrizó de emergencia en el Aeropuerto Valenciano de Manises, dejando las luces de seguirlo a solo 30 millas del aeropuerto.
El director general del aeropuerto Sr. D. Miguel Morlán, informó haber observado el objeto luminoso no identificado (OVNI), a 30º sobre el aeropuerto, siendo observadas las luces por numerosos testigos.
La torre de control detectó en el radar hasta tres formas no identificadas, y se ordenó encender las luces de emergencia de la pista de aterrizaje, previendo un posible vuelo en problemas.

A las 2:00 horas en la Base aérea de "Los Llanos" en Albacete, se dio orden militar para interceptar una misteriosa luz en el cielo, utilizando un avión caza interceptor Mirage-1 con el Capitán Fernando Cámara a bordo. El Sr. Cámara volando a 1000 Km./hora, no podía restar distancia entre la luz observada y el avión, por lo que aumentó a 1,400 km/h con lo que pudo acercarse un poco más al objeto, observando un cuerpo de figura "troncónica".
El Mirage -1 duro persiguiendo al objeto 1:30 horas, y al cabo de este tiempo agotó el combustible; por lo que tuvo que abandonar la encomienda.

Tiempo después emergerían la sospechosa fotografía de José Ciment, del OVNI, tomadas desde Fornalutx.
En 1980 Juan José Benítez publicaría el libro "El incidente en Manises", y en Agosto de 1994, El Ejército del Aire desclasificaría el expediente del incidente, tras presiones y enconados debates:

COMUNICADO OFICIAL DEL CUARTEL GENERAL DEL AIRE

Respuesta de la División de operaciones, Sección Espacio Aéreo con objeto de dar respuesta a la interpretación de Enrique Múgica Herzog:

"Las causas que obligaron a desviar la noche del 11 de Noviembre de 1979 a el avión Caravelle de la TAE no se debieron a ningún tipo de avión, ignorándose la naturaleza del objeto en cuestión, que bien pudo ser una ilusión óptica. Por otro lado es un hecho cierto que no se tuvo contacto radar con él, ni desde tierra ni desde el aire en ningún momento, lo que indica la inexistencia de un objeto sólido en la zona durante el periodo de tiempo estudiado.

No hubo tres tráficos durante cuatro horas en el cielo español, sino la apreciación de unas luces de dudosa identificación que, en ningún momento se demostró que fuesen objetos consistentes, garantizándose que no era ningún tipo de avión, por lo que no puede calificarse de "tráficos".

No existió ningún aparato que obligase a un despegue de un F-1 desde Albacete, sino que fue la comunicación telefónica hecha desde Valencia sobre la observación de unas luces en la zona, lo que indujo al Jefe de Servicio del MACOM a ordenar la salida del F-1 (Mirage) al objeto de comprobar si dichas luces correspondían a algún avión u objeto volante que, por otro lado, no había sido detectado por el radar de tierra".

Comentario: 

Manises es un caso difícil; porque existe mucha evidencia, y los esfuerzos simplistas de los escépticos por darle “carpetazo”, solo han conseguido malamente, poner en tela de juicio la capacidad de los pilotos de aeronaves civiles y militares españoles.

Uno de estos trabajos es el de Antonio Fernández Peris, que respalda la “Fundación Anomalía”, y que fuera rebatido contundentemente por José Manuel García Bautista, y Rafael Cabello Herrero.

El "incidente Manises", sigue siendo un caso muy   fuerte que aporta evidencia sobre la real existencia de los ovnis, en los renglones de lo desconocido y quizás extraterrestre.


Paul Bennewitz - 1980 - Estados Unidos.
  Interes de los ovnis, en el armamento nuclear.

Paul Bennewitz nació en Kansas, y estudió en la Universidad de Arizona, dirigió y administró su propia compañía en el ramo de la electrónica; la "Thunder Scientific Corporation" ubicada en Nuevo México, USA con especialidad en equipos de medición de humedad, así como la manufactura de sensores aplicables en el ramo de la medicina, y en usos militares como los misiles.

A Bennewitz se le ubica como un hombre inquieto, y participante de investigaciones relacionadas con los ovnis. En la década de los 70´s investiga junto con Gabe Valdéz las mutilaciones de ganado en Nuevo México, y hacia 1980 se interesa en un caso de abducción y en el resultado de regresión hipnótica llevada a cabo por el Psicólogo Leo Sprinkle.

Entre el día 8 y 13 de Agosto de 1980 fueron avistados sobre la base Kirtland de la Fuerza Aérea de Alburquerque, Nuevo México en Estados Unidos, cinco objetos voladores no identificados por el personal de seguridad de almacenamiento de armas de Manzano. También fueron avistados por personal de los laboratorios Sandia, todo ello en el Cañón Coyote; que es zona restringida de pruebas de la base Kirtland. Los militares que avistaron los objetos fueron SSGT Stephen Ferenz, Alic Martin W. Rist, y AMN Anthony D. Frazier.

El personal informó haber visto una luz que se desplazaba a gran velocidad, y al pasar por el “Cañón Coyote”, súbitamente paró. La luz aterrizó, para momentos después despegar verticalmente y desaparecer a gran velocidad.
Otro caso al siguiente día tuvo lugar en la misma área; tocándole a Russ Curtis, guardia de seguridad de Sandia; quién hacia las 00:20 horas conducía hacia el este de Cañón Coyote, e inspeccionaba una estructura, cuando una luz bastante brillante se situó cerca del terreno y detrás de la estructura. El guardia describe un objeto de tipo circular y en forma de disco; entonces, estacionó el vehículo y se acercó con pistola en mano, súbitamente el objeto se levantó en vuelo vertical, y desapareció del campo visual a gran velocidad.

Paul Bennewitz tenía una casa en el límite norte de la base de Manzano, y le fue posible filmar y fotografiar algunos vuelos de estos ovnis. Bennewitz reporta haber tomado casi 800 metros de película, y haber podido medir disturbios magnéticos precisamente cuando los ovnis eran avistados.

Bennewitz dada una buena posición económica, y amistad con militares, se reunió el 10 de Noviembre de 1980 con militares de alto grado; miembros de la Oficina de Investigación de la Fuerza Aérea (AFOSI), entre ellos el Coronel Ernest Edwards, en un salón de conferencias en la base Kirtland, donde se expusieron los acontecimientos, además de presentarse un nutrido historial de registros de avistamientos de ovnis, desde décadas atrás.

Paul Bennewitz en Octubre de 1980, hizo contacto con un agentes de seguridad de la Ofcina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea; de nombre Richard C. Doty y a Jerry Miller director científico y consejero del Centro de Pruebas y Evaluación de la Fuerza Aérea (KAFB), a los cuales les informó sobre lo que el pensaba se trataba el fenómeno OVNI en el lugar: “Una amenaza en contra de la zona de almacenamiento de armas nucleares de Manzano”.

Recogidas las pruebas y estudiadas, Jerry Miller comentó que sobre los objetos voladores no identificados observados; no podía haber conclusión sobre si representaban una amenaza para las zona de Manzano,y el Cañón Coyote, así mismo aseguró que la Fuerza Aérea no estaba en posición de evaluar la información aportada.
La anomalía también llegó a oídos del Senador Harrison Smihtt, quien inquirió sobre la investigación, a lo que Richard C. Doty (AFOSI), se apresuró a informarle; que la AFOSI no se estaba encargando de investigar el fenómeno.

El senador Harrison Smithtt, perdió la reelección ante Pete Dominici, siendo el nuevo senador al que a solicitud de Bennewitz inició una nueva averiguación a la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea (AFOSI); quienes solo evadieron la solicitud del congresista, con recursos del orden de señalar faltas de seguimiento en los procedimientos oficiales, para la solicitud de información.

En 1985 Bennewitz vuelve a grabar y detallar nuevos incidentes de ovnis, y se vuelve a realizar una solicitud de información por medio del congresista Dominici; no obteniéndose ninguna clarificación del fenómeno, solamente la exposición de una recomendación en el sentido de reconocer por parte de los militares, la necesidad de conformar un panel científico que pudiera estudiar el fenómeno.

Poco después el Teniente Coronel Edwards afirmaría:

"Paul Bennewitz aportó material objetivo, que es útil para una investigación que podría estar en los mas altos intereses de la seguridad nacional".

 Posteriormente Paul Bennewitz según sus propias palabras detectaría mediante un sistema de radar una señal que asegura haber capturado y descodificado, que contiene diálogos provenientes de la Base militar  de Kirtland, con la  participaban extraterrestres y militares.
Esto le hizo suponer que la base militar de Kirland, es en realidad una base de operaciones extraterrestre negociada con los los Estados Unidos en la que se otorga por parte de los terrestres un derecho de abducción.

Sumamente impresionado por lo siniestro de lo que el cree ha descubierto, sufre algunos problemas mentales que lo obligan a buscar ayuda profesional.
Así mismo abandona la investigación privada también, por haber sido acosado constantemente por personal la Fuerza Aérea, según sus propias palabras.

Años mas tarde (1990), en un Congreso de la MUFON, el Ufólogo y escritor William Moore diría al público asistente, haber sido agente desinformador pagado por los Servicios de Inteligencia de la CIA; dando a la comunidad ufológica información falsa. Para muchos Moore esta ligado a la información que recibía Bennewitz en su computador, aunque el desprestigio de Moore como realizador del fraude "Majestic 12" años atrás, inclina la balanza fuertemente para catalogarlo como un gran embustero, en que no es posible confia.

Comentario:

El caso Bennewitz, es interesante, y en realidad no ha podido ser aclarado.
Hay gente interesada en desacreditar la persona de Bennewitz utilizando el recurso de sus problemas mentales, pero ello resulta burdo; porque la evidencia filmada de objetos y las grabaciones electrónicas que muestran altos períodos de magnetismo  de Benenewitz, en  áreas donde se ubicaban almacenes de armas nucleares (Manzano, Alburquerque), en todo caso no tiene relación con sus problemas aprensivos.

Las informaciones aportadas por Bennewitz, se corroboran con lo reportado por la misma policía militar de Nuevo México en "Cañon Coyote"(Russ Curits 11-Ago-1980), y por la policía civil el 10-Ago-1980 en Manzano, Nuevo México.

En 1989 los militares de la Base de Kirtland, detectan una avería en el equipo de control de acercamiento de radar y un rastreador del mismo, esto debido al lleno total de la banda de alta frecuencia por una fuente desconocida. Esta interferencia fue detectada como proveniente de las inmediaciones en Cañón Coyote.

Las informaciones sobre todo de Bennewitz sirvieron al ex  agente  especial de la Air Force Office of SpecialInvestigations, Sargento Richard C. Doty para conformar el  "Proyecto Acuario".


 

Gilberto Munguía - 1981 - Sonora, México
     Una historia real, de avistamiento OVNI.


Corría los primeros años de la década de los 80´s, tiempos en que el Gobierno Mexicano asignó bastantes recursos para atender rezagos agrarios en diferentes tópicos y problemas del campo; algunos de ellos fueron la regularización de la tenencia de predios, solución a problemas de confusión y litigios de linderos, atención de solicitudes de dotación de tierras ejidales y comunales, así como ampliación de estas, y formación de nuevos centros de población con necesidades de tierra de cultivo, o agostadero. Para ello se sirvió de la Secretaría de la Reforma Agraria, y La Comisión Agraria Mixta que son instituciones de manutención federal y estatal, siendo precisamente en el programa de "Desahogo del Rezago Agrario" en que participé por espacio aproximado de dos años, y en el cual se me giró oficio de comisión en Agosto de 1981, para estudiar la posibilidad de dotación de un terreno que se presumía de tenencia nacional, a los habitantes con derechos agrarios, de un poblado denominado "La Nariz".

Este poblado, está ubicado en el "Desierto de Sonora", en las cercanías del municipio de Sonoyta en el Estado de Sonora, en México (31 grados, 51 min. Lat. Norte, y 112 grados, 51 min. Long. Oeste). Sus pobladores se dedicaban, a la producción de carbón vegetal, entre otras variadas actividades como son el comercio en pequeño, o prestando su fuerza de trabajo en ranchos vecinos. 

La región circundante del poblado "La Nariz", es de tipo desértica, los cerros escasean y se ven muy a lo lejos y no en todas las direcciones. El suelo está compuesto principalmente de areniscas, y el terreno no tiene muchos cambios de pendiente o accidentes. La flora la componen principalmente cactáceas, pequeños arbustos llamados "gobernadora", palo fierro, palo verde, y mezquite. La fauna escasea y se resume a coyotes, tortugas del desierto, pequeños roedores, liebres, serpientes, y pajarillos silvestres.

El clima va desde los 10 grados centígrados en invierno, hasta los 48 grados en verano, recibiendo menos de 250 mm de precipitaciones al año. 

Fue a este lugar a donde me trasladé para llevar acabo varios trabajos; tales como una inspección al poblado "La Nariz", efectuar una orientación astronómica en el poblado en mención (obtención del azimut astronómico de una señal), levantamiento topográfico de algunos predios ubicados dentro de un radio de 7 km. del poblado (radio legal de afectación), inspección de esto predios, evaluación de usufructo y productividad, toma de fotografías etc. todo ello para obtener los datos suficientes para elaborar un reporte denominado "Trabajos técnicos informativos", que habría de presentar a La Comisión Agraria Mixta, dependencia ubicada en la ciudad de Hermosillo, Capital del estado de Sonora, en el país de México.

   

A la Izquierda, toma de la casa de "Don Manuel", donde me hospedé y lugar casi obligado de paso de vehículos de los habitantes, y sus apartados hogares.

  

 A la izquierda fotografía del vehículo tipo pick up marca chevrolet modelo 1975, utilizado en el trabajo.

Una noche de un martes para ser precisos, al concluir las labores del día, me trasladé al campo a un lomerío tipo mesa para escapar de los insectos (mosquitos), acompañado por un poblador de entonces 16 años, esto a bordo de un vehículo tipo pick up color blanco y modelo 1975 que me fue asignado en resguardo por la dependencia, para llevar a cabo los trabajos. Llegamos al lugar escogido por el muchacho aproximadamente a las 20:00 horas, y nos sentamos en la parte de arriba de la cabina del pick up, con las piernas en el parabrisas (cristal delantero).

 Observando el horizonte; que imagino no era de muchos metros, ya que se perdía a la vista por la penumbra de la incipiente noche, de pronto mi acompañante y yo vimos una luz muy amarilla casi color naranja a lo lejos, y hacia el este. Nos preguntamos si era luz de algún caserío distante, cosa que descartamos ya que no hay poblados con instalación de infraestructura para energía eléctrica, y además la luz se fue haciendo poco más "amplia" y fuerte, así como fue posible percibir que se desplazaba del horizonte (suelo-cielo), hacia arriba; ello era algo luminoso que volaba y además en dirección general Este a Oeste, es decir en dirección hacia nosotros.

 No hubo tiempo de hacer más comentarios; porque en cuestión de segundos la luz, se desplazó "a nuestro encuentro", ahora ya teníamos que levantar la cabeza hacia lo alto para observarla; era una luz ubicada a bastante altura diría yo, y además ya no se observaba que se desplazara horizontalmente; es decir, se quedó suspendida en lo alto.

De pronto la luz fue descendiendo y agrandándose (ampliándose), con lo que se delineó el contorno de la parte inferior del objeto: la luz estaba en la parte superior del aparato y nosotros veíamos la parte de abajo, era un cuerpo redondo que descendía verticalmente. Esta máquina se situaría como a 130 metros aproximadamente de distancia horizontal de donde estábamos, y aproximadamente bajó a una altura de solo 25 o 30 metros aproximadamente del suelo.

Acto seguido, encendió en la parte inferior luces bastante fuertes de color entre blancas y amarillas, de tal suerte que fue posible observar el contorno o perfil del aparato: tendría unos 25 metros de diámetro con el clásico domo redondeado de los OVNIs (no se percibía aristas, tenía forma aerodinámica), no tenía ventanillas, y el color imagino era oscuro.

Al menos yo estaba estupefacto; no tenía en mente que podría ser; no era nada convencional que yo hubiera visto volando, o tuviera información de modelos futuristas que publican en las revistas.

 Un miedo sofocante a lo desconocido me asaltó (mi acompañante permanecía solo perplejo), y bajándome del techo de la cabina del Pick Up, jalé la perilla para encender los faros delanteros del vehículo; una manera de decirles "aquí hay gente, ¡váyanse!". Creo que esto lo hice casi sin pensar, quizá suponiendo que estaba ante un objeto no terrestre, de cuyos tripulantes es sabido se cuidan de ser vistos.

Inmediatamente después de haber encendido las luces, el aparato aquel suspendido en el aire, apagó sus luces de la parte inferior, y ascendió a una velocidad altísima, y a una determinada altura; voló aparentemente en un plano horizontal con rumbo noreste, para sorpresivamente virar y tomar una rumbo sureste (un ángulo horizontal descrito entre 70 y 90 grados aproximadamente), esto sin acusar problema alguno de inercia, y sin dejarse escuchar ruido alguno de motores en toda la maniobra. El aparato aquel se perdió de vista en cuestión de segundos; es decir una velocidad que solo las películas de ficción pueden exhibir.

El muchacho que me acompañaba quedó callado y me miraba nervioso, yo le pregunté:

    - ¿Sabes lo que viste?

    - Son brujas... - contestó dubitativo.

    Yo pensé - ¡brujas!, esas vuelan en escobas, ¿no?. Después supe que era un término ambiguo que usa generalmente la gente del medio rural, para nombrar a luces volantes, y apariciones fantasmales.

Tomamos camino de regreso a la casa donde me hospedaba, ya encontrando a la mayoría de la familia acostados, para el caso Don Manuel que era el jefe de la familia; no había visto nada, tampoco su esposa. 

Al día siguiente suspendí los trabajos, y me trasladé a la ciudad de Sonoyta, para hablar por teléfono con mis padres, y mandar tarjetas postales a mis amigos. Creo que nadie se interesó, o le dio la dimensión de importancia que tenía el suceso. Yo en cambio, hoy a más de veinte años de distancia lo sigo recreando, y lamento no haber esperando a su aterrizaje completo, aunque es posible también que de haberlo hecho así, no estuviera aquí contándolo, simplemente no sé que hubiera ocurrido.

El avistamiento en cuestión, creo que fue el punto de partida para hacerme un sin fin de preguntas, e iniciar un peregrinaje por las publicaciones e informaciones sobre el tema de los ovnis, y los posibles extraterrestres.

Comentario:   

Mucho tiempo después, y recordando fríamente las cosas; creo tener más o menos la seguridad de que no hubo pérdida de tiempo considerable entre el avistamiento, y la hora en que vimos que se "esfumó" el ovni (tiempo de abducción), y no veo la necesidad de interesarme en encontrar pasajes que pudieran marcar mi vida con algo que pudiera ser ficticio; como es el caso de los recuerdos traídos por medio de hipnosis regresiva.

Por otro lado debo decir que el aspecto exterior de la nave, no presentaba características para uso humano; como es el detalle de la falta de ventanillas (algo de que el hombre no ha podido disponer hasta en sus cohetes espaciales), y que las características de funcionamiento; como es la falta de ruido de turbinas, hélices o motores en general así como la capacidad de desarrollo inaudito de aceleración, el volar y virar en ángulos horizontales tan cerrados sin acusar problemas con la fuerza de inercia; es algo que me dice que estuve ante una máquina y tripulación, dueña de una altísima tecnología.

Quisiera asegurar, y dar testimonio; que existe esa tecnología y esos aparatos, y hay alguien que los construye y opera, el dilema es que a mas de veinte años de haber sido vistos, si fuesen naves secretas de alguna potencia terrestre, ya se conociera más sobre ellas. De hecho este tipo de naves tienen un tiempo de más de cincuenta años de observarse, y la tecnología terrestre aun la actual; se ve burda y primitiva en comparación. Ni que decir de las naves utilizadas en las exploraciones espaciales que obviamente son construidas con tecnología de punta; y aun asi presentan problemas de fallos, explosiones, mecanismos ruidosos, etc.

En realidad, no tenemos respuestas sobre la procedencia de estos platillos volantes, y es ilógico pensar en que se trata de fenómenos naturales; porque son naves sólidas con equipamiento mecánico, y con capacidades de vuelo asombrosas.
Quizá esté cercano el día en que sepamos que es lo que está detrás del fenómeno OVNI, aunque sea necesario cambiar toda una visión del universo, toda una concepción religiosa tradicional; y en lo general, para aceptar una realidad posiblemente nunca antes contemplada.

 


  Bob Lazar - 1989 - Estados Unidos.
        Estudio de tecnología extraterrestre.

El 21 de Noviembre de 1989, fue presentado en un programa televisivo dirigido por George Knapp en Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos De América (KLAS TV), a un hombre con pseudónimo "Dennis", que dijo ser Físico, y haber trabajado con un OVNI de origen extraterrestre, en un lugar secreto militar llamado Groom Lake.
El interés del público no se hizo esperar, y "Dennis" tuvo que revelar su identidad días después como Bob Lazar quien esta vez abundó en toda clase de detalles, que lo hicieron punto de controversia, debate, y también famoso.

Bob Lazar asegura haber trabajado de forma eventual, en la investigación científica en el "Área 51" que ha sido lugar sede de diversas pruebas de aviones secretos como el U-2, y el "Aurora", y haber sido trasladado en avión y camión con cristales ennegrecidos hacia "Groom Lake" y la zona S-4; que sería un lugar secreto militar destinado a la investigación OVNI dentro del Área 51.

Asegura Lazar que para entrar a la zona, le otorgaron autorización especial para un civil, y portaba una identificación con las siglas MAJ-12, al parecer con referencia al proyecto de investigación sobre ovnis llamado "Majestic".
Bob Lazar dice haber observado dentro de S-4 en recintos construidos dentro de terreno cerril, a nueve platillos voladores guardados en el hangar militar, y haber sido asignado a solo uno; para estudiar el sistema de propulsión, y específicamente en el "reactor de antimateria" del OVNI.

Dice Lazar:

"La nave en cuestión se veía nueva; era un disco fino y delgado con una protuberancia superior. Tenía entre diez y doce metros, y cerca de cinco metros de altura; parecía haber sido sacada a presión de una gigantesca lámina metálica.
El interior y exterior de la nave era color aluminio opaco. Tenía corredores en el interior de la pared interior. Las sillas del disco estaban a solo unos treinta o treinta y cinco centímetros del piso;. Parecían hechas para niños pequeños.
La meta del proyecto S-4, era la de tratar de ver si podíamos duplicar el sistema de propulsión con los materiales y la tecnología terrestre (Back engineering: Ingeniería retroactiva)."


Bob Lazar afirma no haber visto ningún extraterrestre en esos lugares, teniendo un tiempo de estancia en S-4, desde Diciembre de 1988, hasta Abril de 1989 (cerca de 5 meses).

Continúa Lazar:

"Los grupos asignados a trabajos en las naves, no cruzaban palabra, ya que era restringido a lo mínimo absoluto.
El combustible de la nave que estudiaba, no existe en la Tierra, y no puede ser sintetizado porque es un elemento súper pesado; se requieren de unos 34 gramos (átomo-gramo), para echar a andar cada disco."

Bob Lazar dejó el proyecto supuestamente por no querer estar involucrado en algo secreto, sin regulación, o control; ya que afirma las partidas de dinero para sufragar los gastos de investigación de ovnis, no rinde cuentas ni siquiera al congreso estaunidense (partidas negras). Esto sería respaldado posteriormente por los comentarios de Tim Weiner, corresponsal del diario "Philadelphia Enquirer" y ganador del premio "Pulitzer"; al afirmar que las partidas presupuestarias de "proyectos negros", ni siquiera El Pentágono las conoce.

Tiempo después, salió a luz una supuesta filtración de información secreta conocida como "Documento Snowbird", que detalla el contacto extraterrestre con militares, así como habla de la realización de vuelos de prueba con naves extraterrestres recuperadas, que de ser verdad, respaldaría lo expuesto por Bob Lazar.

Lazar asegura que antes de su testimonio público, había desaparecido toda documentación que pruebe que es Físico universitario, y toda referencia de trabajos anteriores, y hasta el registro de nacimiento del hospital en que nació.
El supuesto peligro de muerte que corre, según sus propias palabras, fue lo que lo empujó hacer pública la información sobre las actividades en S-4; ya que su asesinato, o desaparición; sería tanto como una prueba de que sus informaciones son verdaderas; por lo que en realidad la información aportada constituye según palabras; su “seguro de vida”.

En 1990 Lazar recibió copia de su forma W-2 del impuesto federal del Departamento Naval de Inteligencia de Estados Unidos, por trabajos efectuados en 1989.
Tiempo después de todo ello, ha sido encontrado en un viejo directorio telefónico el nombre de B. Lazar, junto con otros científicos y técnicos, como empleados en 1982 de "Alamos Meson Physics Facility".

 

 

Comentario: 

Bob Lazar hasta la fecha, no ha logrado comprobar con documentos, sus estudios profesionales. Tampoco ha habido declaraciones de los supuestos científicos que participaron en el trabajo en conjunto, que respalden lo denunciado por Lazar.

Por otro lado, el Ufólogo Stanton Friedman, se ha encargado de rebatir encarnizadamente, las explicaciones sobre Física que ha ofrecido Bob Lazar, cayendo este en un alto grado de descrédito general.

 


  Ovnis triangulares - 1989 -1990 - Bélgica.
                   Intercepción militar de ovnis.

Hacia finales de 1989 y 1990, se vivió en el país de Bélgica una cantidad bastante grande de avistamientos de ovnis (más de 2000), con una particularidad especial: tenían forma triangular.
Estos objetos fueron vistos y reportados volando incluso a bajas alturas, y a velocidades también bajas, sin presentar ruido en su funcionamiento, siendo testigos de estos objetos mucha gente.

El avistamiento y detección mejor documentado, es "El caso estrella", ocurrido el 30 de Marzo de 1990 a las 23:00 horas:
El radar de “Gons” de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), en la región de Wavre, registra un "eco", el cual es ratificado por personal de tierra.
A las 00:00 horas, dos aviones de combate F-16 salen de la base, con la orden de identificar el objeto mas cercano, el cual es descrito por los pilotos al ubicarlo; como un triángulo con luces blancas dispuestas en los vértices, y una color naranja, en el centro.

El objeto triangular “al darse cuenta” de los aviones militares, acelera de manera brusca; y según describen los pilotos interceptores el OVNI inicia un especie de juego girando, y acelerando repentinamente hasta 800 km/seg. y "acumulando una velocidad final de 2000 km/h.
Una hora después (13:00 horas), los cazas vuelven a la base abandonando la persecución.

Los ovnis triangulares en realidad no son novedad; ya que hay registrados varios incidentes anteriores, desde la década de los sesentas, y años después se siguieron presentando, inclusive en el país de México, y en América.
Un ejemplo de un caso posterior a la oleada de Bélgica es el siguiente caso:

El 6 de Enero de 1995 un avión Boeing 737 de la línea aérea comercial British Airways llevando la ruta de Milán - Manchester, se encontró sobre los Pennines, con un objeto volador de forma triangular.
Los pilotos del avión Capitán Roger Willis, y Primer Oficial Mark Stuart; observaron como el OVNI estuvo a punto de colisionar con el Boeing, pasando muy cerca por el costado izquierdo del avión.
El radar de Control de Tráfico Aéreo no captó el objeto, y la Civil Aircoraft Authority (CAA), en su investigación no logró encontrar explicación al caso.

Es de hacerse notar que en los años del 2001 y 2002, vuelven a observarse este tipo de ovnis, principalmente es el espacio aéreo europeo con mucha frecuencia; lo que le ha ganado en los medios ufológicos el nombre de “La nueva oleada de ovnis triangulares”.

Comentario: 

Los ovnis triangulares, han sido asociados sobre todo por los escépticos, con el avión norteamericano Stealth fighter F-117A, sin tomar en cuenta las propiedades de vuelo de los objetos triangulares; que exceden a cualquier aparato de manufactura terrestre.
Un ejemplo de ello es la capacidad de  caer en cinco segundos de diez mil a cinco mil, pies.

Luces en Phoenix - 1997- Estados Unidos.
                       Avistamiento masivo.

Según reporte del "UFO Reporting Center" el 13 de Marzo de 1997 entre las 19:30  y las 22:00 hrs. varias personas en la ciudad de Phoenix, y Tuckson Arizona, observaron aproximadamente seis luces en el cielo con formación triangular. Las luces en cuestión se desplazaban a gran velocidad y de manera errática.

Las luces fueron filmadas en su momento, y el suceso fue publicado al día siguiente por el diario "The Arizona Republic".
Según Lynne D. Kitel, autor del libro "The Phoenix Lights", el 10 % de la población de Arizona observó las luces, y otras fuentes opinan que fueron aproximadamente diez mil personas.

Por su parte La Fuerza Aérea de Estados Unidos negó que las luces observadas tengan alguna relación con sus naves. El documental "The Phoenix Lights" presentado en Febrero del 2005 por la cadena informativa CNN, incluye el comentario de un militar de quien se guarda su identidad; quien asegura que las luces de Phonix no correspondan a un experimento militar secreto.

Comentario: 

El avistamiento en Arizona, tiene sobrada importancia por la cantidad de testigos, y  por que se cuenta con la evidencia en video. Estos videos nos muestran varias luces que se mueven vertiginosamente sin perder la formación, es decir dan una idea de ser luces fijas a un objeto sólido.

Los cambios de dirección repentina, nos dan una idea de que este objeto sólido volador, no acusa problemas con la fuerza de inercia, cosa que ningún aparato volador terrestre tiene hasta ahora esa capacidad

 

Comentarios

Nombre*
Por favor, escribe tu nombre completo. Gracias!

Correo electrónico*
Por favor, escribe una dirección de correo válida. Gracias!

Comentario*
Por favor, escribe tu comentario. Gracias!

*
Por favor intenta nuevamente. Gracias!

 

 

Fenómeno ovni: Avistamientos.

       Los avistamientos de ovnis en cualquiera de sus clases, quizá sean los hechos
más relevantes del fenómeno; por su abundancia, variedad, y también porque son los que han aportado mejores elementos de prueba de esa “irregularidad”, que pudiera en un momento dado, conformar la prueba definitiva de la existencia de vida inteligente extraterrestre.
Los testimonios y evidencia que se derivan de los avistamientos, se redundan globalmente en:

  •  Avistamientos de objetos volantes no identificados.

  • Avistamientos de seres con apariencia / conducta no humana, y vestimenta no usual u ordinaria. Para este punto, es necesario consultar el apartado especial en el apartado sobre ovnis de esta web, de "Contactismo", o "Abducción ".

Los testimonios, las fotografías, video, y grabaciones de sonidos que derivan de los avistamientos de las naves volantes no identificadas, no son producto privativos de personas con poca cultura, alteradas psicológicamente, o defraudadores; las evidencias ovni, provienen tanto de militares como de civiles, así como de cualquier raza, sexo, profesión, estatus social, o cultural.

Los medios de comunicación que divulga, publican, y transmiten un sin número de informaciones relacionadas con los avistamientos ovni, hacen del fenómeno una "leyenda hurbana" bastante popular, y también llegan a conformar un atractivo producto comercial, que viene creciendo en forma desmedida hata nuestros días. Estos hechos, han venido a restar puntos de credibilidad al fenómeno; toda vez que con afanes de fama, dinero, y lucro; de continuo se fabrican mentiras, se trucan fotografías, y se maquinas fraudes que tienen generalmente como motivo, llegar a vender este tipo de productos, a personas crédulas, ingenuas, amantes de lo desconocido, o simplemente susceptilbles a consumir este tipo de información.
Esto no quiere decir en modo alguno, que todos los avistamientos de ovnis no sean reales; es solo que no es posible precisar con exactitud y prueba, que los avistamientos verídicos, sean en verdad de naturaleza extraterrestre.

La literatura de los avistamientos, nos procuran información descriptiva de los objetos, y su comportamiento,  en ocasiones hasta llegan a presentar evidencia gráfica, que no sirve para establecer generalidades sobre el fenómeno, mismas que pudiéramos resumir en dos puntos:
Generalidades:  Los ovnis se presentan a la vista del observador, generalmente de manera fugaz, y normalmente de manera inesperada. En la mayoría de las ocasiones en lugares apartados; es decir; donde no hay varios  testigos potenciales.


Es muy notable y peculiar, que son observados con bastante regularidad sobre ruinas arqueológicas, alrededor de volcanes (sobre todo en estado latente de erupción), en lugares de mayor magnetismo, así como en eventos naturales de tipo astronómico (eclipses, conjunción de estrellas, etc.). También los ovnis han sido vistos saliendo o entrando del mar o de los lagos, así como en el espacio exterior.

Los ovnis se presentan en la inmensa mayoría de casos, de manera esquiva para espectadores sus espectadores, y con un "comportamiento" inteligente, que dan la impresión, de ser naves de reconocimiento de la geografía terrestre, y quizá de estudio del comportamiento social de la “especie Homo Sapiens sapiens” (hombre moderno).


 
Descripción de los ovnis: Los ovnis a simple vista, son cuerpos sólidos y materiales que observados de día, reflejan la luz solar, por lo que se presume son metálicos o tienen recubrimiento metálico en su parte exterior. Hay avistamientos de ovnis, que son descritos con aspecto plasmático (forma de energía); que viene siendo un estado generalmente gaseoso de la materia, y que en realidad este tipo de “objetos”, pudiesen tener una explicación dentro de la fenomenología natural.
De noche portan luz propia, y en ocasiones utilizan reflectores potentísimos con los que monitorean el suelo, así como ha sido posible observar algunos, con halos luminosos; semejante en aspecto al de las bombillas eléctricas de gas neón (fluorescentes).

Los objetos voladores no identificados, generalmente tienen forma de dos platos sobrepuestos, con un domo central, de ahí el nombre de "platillos volantes", y los más comunes tienen entre 10 y 20 metros de diámetro. Hay excepciones, como algunos observados, que se les a dado el mote apreciativo de "gigantescos".
Normalmente estos aparatos, no tienen ventanillas apreciables, aunque se han tomado fotografías de noche, en que se observan luces en el domo, o en la parte inferior; que podrían serlo.

Los ovnis de acuerdo a observaciones de evidencia gráfica, parecen girar sobre un eje central (movimiento de rotación), además tienen la obvia capacidad de desplazarse longitudinalmente. Estos aparatos, presentan capacidad de virar abruptamente cambiando su dirección de vuelo, sin acusar problemas relacionados con la fuerza de inercia. También tienen la propiedad de poder vencer "fácilmente" la fuerza de gravedad, desarrollando aceleraciones inusitadas en tiempos muy breves (segundos), o permaneciendo suspendidos en el aire.

También se han observado otros objetos generalmente a bastante altura, con forma de puro o cigarrillo, siendo presumible que estos vehículos son de tipo formal para viaje, que podrían ser naves nodrizas de gran tamaño, en que albergan  seres, equipo, y naves pequeñas de reconocimiento.
Hay también objetos observados frecuentemente a bajas alturas; que tienen forma esférica y de aspecto luminoso (Foo-fighters). Estos objetos son de diámetro variado, y no muy grandes. Estas esferas, parecieran ser objetos mecánicos a control remoto; con sistemas especiales de detección de relieves, que los hacen eficientes en reconocimiento a muy baja altura
.

 
Dibujos de platillos volantes típicos, de la segunda mitad del siglo pasado.

 

 

 
Directorio de avistamientos y testimonios mas significativos, e historias:

 

 

 

 
  (Haz click en la imágen "Directorio" para acceder a la información)

 

Lecturas recomendadas, para profundizar en el tema:

     Generalidades.

     Avistamientos.

     Contactismo.

     Abducción.

 

Comentarios

Nombre*
Por favor, escribe tu nombre completo. Gracias!

Correo electrónico*
Por favor, escribe una dirección de correo válida. Gracias!

Comentario*
Por favor, escribe tu comentario. Gracias!

*
Por favor intenta nuevamente. Gracias!