Acceso

Vientonegro.com es una Web multitemática que expone y analiza todo lo relacionado con el fenómeno ovni, así como toca temas generales sobre ciencia, y disciplinas humanísticas.

 nemesis11

Cada 26 millones de años, el planeta Tierra, sufre “descalabros” ecológicos, de tipo apocalípticos que vienen a extinguir especies de animales de una manera masiva. Es ejemplo muy oportuno mencionar, la ocurrida  hace 65 millones de años, de la extinción de los dinosauros.

 

nemesis2

 

       Fue el Paleontólogo  J. John Sepkoski Jr. de la Universidad de Chicago, quien a finales del siglo XX, hizo un estudio de fósiles de animales vertebrados e invertebrados así como de protozoos marinos,  con una cobertura de 250 millones de años hacia atrás.  Al realizar un ordenamiento cronológico de extinciones, salió a luz un hecho casi increíble: Las extinciones masivas de animales son cíclicas, y marcan muy aproximadamente un período de 26 millones de años.  Adrian Melott (Universidad de Kansas), y Richard Bambach (Instituto Smithsoniano en Washington), señalan que de los archivos fósiles desde hace 500 millones de años de antigüedad, se puede constatar con un 99 % de certeza, que algo” de enorme poder destructivo alcanza al planeta, de manera cíclica, ocurriendo esto la ùltima vez hace 11 millones de años.

 

¿Que evento ocurre en nuestro planeta, que desencadena con exactitud de “reloj” estas catástrofes?.

Existen varias hipótesis que nacen en los ámbitos de la investigación científica, en las universidades:

 

  • Precesión del eje terrestre. Este fenómeno no es de tomarse muy en cuenta, dado que ello ocurre cada 26,000 años.
  • El paso del sistema solar a través del brazo espiral de la Galaxia, cuyo movimiento vertical (ondas verticales de sube y baja), sobre el plano galáctico podría enrarecer las orbitas de los cuerpos que componen la Nube de Oort (mas de 1 billón de cuerpos), y lanzarlos hacia el Sistema Solar.
                 nemesis10
  • Que nuestro sistema solar en realidad sea binario, y la orbita de su estrella gemela, al acercarse a la Nube de Oort modifique la orbita cometas, y estos sean atraidos por el sol hacia el interior del Sistema Solar. Con ello  traiga cíclicamente consecuencias funestas para la vida en nuestro planeta.

                 nemesis1

 

Las ideas más convincentes, tienen que ver con eventos extraterrestres de tipo cósmico y natural, y es la tercera opción, la más fuerte por el número de astrónomos que la conciben como posible, y porque existen concordancias con eventos de caida de cometas, como es ejemplo el detectar Iridio en las capas terrestres.

nemesis9Fue el Astrofísico Richard Muller de la Universidad de  Berkeley, quien sugiere que nuestro sistema solar, es un sistema binario compuesto por dos estrellas que son compañeras y  que se orbitan mutuamente. Esta estrella que hace pareja con el sol,  no estaría a nuestra vista, pues estaría ubicada entre uno y tres años luz, y además sería una estrella mucho más pequeña que nuestro sol.  Sería una “Estrella enana roja” que no brilla como el sol.   A esta estrella le llamó “Némesis” (la diosa griega de la retribución y la venganza).

Némesis estaría situada en los confines del Sistema Solar, y su órbita sería en forma elíptica. Cada 26 millones de años, se acercaría al sol cerca de la Nube de Oort que circunda el Sistema Solar con un aproximado de 1 billón de cometas o cuerpos celestes.

 

 La hipotética estrella, debido a que fuese mas pequeña  que el sol, no alcanzaría a “encenderse” por faltade masa (como le ocurre a Júpiter), y debido a su tamaño, tendría una lejana y orbita en forma de elipse  la cual cada 26 millones de años se acerca al sol y a su paso por la nube de Oort perturbería la orbita de los cuerpos celestes, ocurriendo que estos son atraídos por el sol; desencadenado  una lluvia de cometas y meteoritos que invariablemente alguno colisiona con la tierra. El período cíclico y exacto de la orbita de Némesis y su influencia en las orbitas de los cuerpos de la nube de Oort, daría pie al cumplimiento de las catástrofes cíclicas observadas en nuestro planeta. Richard Muller, Robert Rohde y Davis, Hut , documentaron su teoría publicándola en la revista “Nature”,  en el año 2005.

nemesis7

 

Al día de hoy, se ha incrementado el registro fósil en la historia del planeta, alargándose hasta 500 millones de años atrás. Los ciclos de destrucciones masivas en lugar de desvanecerse el ciclo de 26 millones, se hicieron mas evidentes.  Hay registros de mega extinciones y estas parecen concretar un ciclo de una por cada 100 millones de años, pero la diversidad de magnitud de devastación, siempre cae entre 26 y 27 millones de años.  La cuestión es muy compatible con la Teoría de “Némesis”, dado que un choque de un cometa o meteorito, puede ser variable en cuanto a daño, en relación con la masa y velocidad del cuerpo estelar.

 La idea de que nuestro sistema solar es binario, no sería una rareza cósmica, dado que mas del 50 %  de los sistemas solares en el cosmos; son binarios o incluso terciarios (tres estrellas o mas).

Richard Muller  hizo un trabajo de escaneo con telescopios infrarrojos (detección por calor), no encontrando nada parecido a lo buscado, hasta hoy.  La comunidad científica piensa incluso que “Némesis”, no necesariamente tiene que ser una estrella “Enana roja” que son masivas, sino podría ser una estrella “Enana Marrón” que son más pequeñas oscuras y  difíciles de ubicar.

nemesis8Nèmesis “La estrella de la muerte” no debe ser confundido con Hercólubus “El planeta Rojo”; ya que el primero nace del seno científico y contiene un razonamiento lógico en cuanto a la posibilidad de existencia. Hercólubus fue concebido en los medios esotéricos, y avalado en cierta forma, por la corriente New Age. Hercólubus es concebido como un planeta gigante seis veces mas grande que Júpiter; el cual no es posible ver;  porque se “oculta” por muchos años tras del sol.  La cuestión es que cada 13,000 años se acerca a la Tierra ocasionando desastres por su influencia gravitatoria, lo cual suponen en su momento, destruyó la mítica Atlántida. Los datos aportados por Rabolú, en su libro sobre Hercólubus, son totalmente inconsistentes científicamente hablando.

 Némesis por su lado, podría ser incluso un planeta muy grande que en realidad orbitaría al sol a una distancia nueve veces mas grande que la que orbita el planeta enano Plutón, sugirió el científico John Murray en 1999.  Murray hizo un trabajo especial de observación (la orbita de 80 cometas) en la Nube de Oort, confirmando que sus órbitas tenían algunos elementos extraños en común, que sólo se podían explicar por la presencia de una influencia gravitacional de un objeto, de varias veces el tamaño de Júpiter.

La hipótesis de Némesis aparece seguidamente; cuando se desea dar una respuesta a las periódicas desbastaciones terrestres, y cuando se observan perturbaciones en la Nube de Oort.

El 14 de Diciembre del 2009, la NASA lanzó un nuevo telescopio;  se trata del WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer), equipado para realizar un mapa mas completo del universo infrarrojo, debiéndose obtener un catálogo mas completo del universo profundo. En la actualidad, ya se cuenta con mas de dos millones de imágenes en infrarrojo, Si Némesis está ahí…tarde o temprano será descubierto.

 

nemesis4

 FICHA TÉCNICA:

Estrella – Las estrellas, son objetos  astronómicos que brillan  con luz propia. Las estrellas son masas de gases, principalmente de hidrógeno y helio, que emiten luz. Se encuentran a temperaturas muy elevadas y en su interior hay reacciones nucleares. Las estrellas muchas veces contienen sistemas planetarios que las orbitan y estos pueden ser binarios o terciarios es decir; pueden contener dos o más estrellas.

Enana Roja –Es una estrella pequeña y relativamente fría. De este tipo forma la mayor parte de las estrellas, siendo sus valores de masa y diámetro inferiores a una tercera parte de los del Sol.  Al ser tan tenues en el espectro visible, las enanas rojas son objetivos difíciles para obtener velocidades Doppler precisas; por ello suponen sólo el 5% de los objetivos actuales en la búsqueda de planetas.

Enana Marrón - Las enanas marrones no son realmente estrellas, pero tampoco son planetas, son cuerpos gaseosos con los mismos materiales que una estrella como el sol, pero no tienen la masa suficiente para brillar de la forma que lo hacen las estrellas. Una enana marrón es un objeto de masa subestelar, por tanto, de mantener reacciones nucleares continuas de fusión del hidrógeno en su núcleo.

Enana amarilla – Una enana amarilla es una estrella de la secuencia principal de color amarillo con una masa comprendida entre 1 y 1,4 masas solares. De clase de luminosidad V, se encuentra en el proceso de convertir, en su núcleo, el hidrógeno en helio mediante fusión nuclear. Nuestro Sol es el ejemplo más conocido de una enana amarilla. Alrededor del 10% de las estrellas de la Vía Láctea son enanas amarillas

Enana blanca - Una enana blanca es un remanente estelar que se genera cuando una estrella de masa menor a 9-10 masas solares ha agotado su combustible nuclear. De hecho, se trata de una etapa de la evolución estelar que atravesará el 97% de las estrellas que conocemos, incluido el Sol. Las enanas blancas son, junto a las enanas rojas, las estrellas más abundantes en el universo.

 

Comentarios

Nombre*
Por favor, escribe tu nombre completo. Gracias!

Correo electrónico*
Por favor, escribe una dirección de correo válida. Gracias!

Comentario*
Por favor, escribe tu comentario. Gracias!

*
Por favor intenta nuevamente. Gracias!